Belgrano_banderaArgentina

Posverdad y construcción de la subjetividad: el relato de lo instituido a lo instituyente.

ProyectoArgentina_hinchada_CEDIAL

 

Por Mgter Marta Martinangelo

De los fenómenos a los relatos. De lo que es, a lo que se percibe. Del significante al significado: los relatos son la TAC de la subjetividad.
Si adherimos al “orden natural” la Argentina nos ha sido dada y consolidada a partir de hechos “naturales” los más conmemorados y por tal más reconocidos por los ciudadanos argentinos remiten al 25 de Mayo, al 9 de julio, 20 de junio. El relato instituido y transmitido de los mismos, una vez eliminados las tensiones y bajando el tono de los intereses puestos en juego, describen cronológicamente diferentes instancias que muestran los relatos escolares.
Mi hijo, definió en su etapa escolar a la historia “como una sucesión de cadáveres famosos”. Es un enunciado que señala su ignorancia pero también es un indicador de un relato sin pasión y sin conflicto o sea sin interés. Yo hubiera deseado que comparara la historia con un partido de futbol quizás desde esta comparación podríamos establecido el conflicto: los diferentes intereses y los movimientos de los actores y; de este modo, recuperar el dinamismo y la noción de nuestra historia como un partido/ proceso en el que todos jugamos en diferentes lugares para que nuestro equipo siga existiendo.
La Argentina es un proyecto que depende de sus jugadores. La cancha puede convertirse en un potrero que utilizan como patio trasero otros equipos mejor constituidos. Porque el territorio puede ser una” la canchita”, un lugar/ terreno o territorio que puede alquilarse para diferentes usos; pero la cancha como significado siempre indica pertenencia; la cancha como instituyente necesita de un equipo que salga a jugar por su identidad. La cancha es Patria porque es un sentimiento, es más que un territorio es la pasión y el amor de un proyecto común que nos contenga, nos ayude a crecer con identidad y respeto por el nosotros. La Patria nos ocupa, nos convoca a participar más allá de ganancias o intereses particulares; genera códigos comunes ayudándonos a desplegar estrategias para lograr un juego más equilibrado y exitoso. Si hay Patria, hay una oportunidad de conservar el Proyecto de País y ganar el respeto de los otros en el mundo.
¿Es posible construir un Proyecto de Patria que requiere la voluntad de la mayoría sobre un relato sin pasión, con patriotas silenciados, relatos sesgados, sin contradicciones, sin mística?
La grieta del Proyecto Argentina nace en el virreinato. La voz de la revolución en su génesis encarna en figuras como Mariano Moreno, Manuel Belgrano (ver artículo de Claudia Kolaja), Castelli por citar algunos a modo de ejemplo. A Moreno lo encriptaron como periodista, a Belgrano como el creador de la bandera, Castelli como secretario de la Primera Junta…
El relato oficial de nuestra historia es un ejemplo de posverdad, a tal punto que tenemos un Presidente que afirma sin ponerse colorado “en Sudamérica todos somos europeos” ¿Es el presidente el único cuya percepción se nutre de una subjetividad sesgada que busca sostener con Saavedra, Roca un país que sea la sucursal de los “equipos dominantes” ?
Un país no es necesariamente una Patria
¿Es posible la Utopía de construir Patria, sin constituirnos en una sociedad reflexiva? La convicción de que si se puede, la alegría y el amor como condimentos que acompañan esta UTOPIA.

______________________________________________________

CEDIAL TV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *