Emprendedora_trans

POSDEMOCRACIA – Nota II | Los dirigentes de un gobierno posdemocrático.

PosdemocraticosPor Daniel do Campo Spada

Los ejecutores de un gobierno posdemocrático deben tener un perfil que les permita soportar el derrumbe que encabezarán. Al igual que una dictadura sanguinaria debe tener elementos con perfiles psicológicos especiales, las Posdemocracia también responden a unos parámetros que son muy fáciles de encontrar en el caso argentino. Lo mismo ocurre en Chile y en México pero nos estamos concentrando en el caso del país más austral del mundo.

En su mayoría pertenecen a la clase alta y son los hijos de los empresarios más adinerados del país. Aunque ellos solo son los herederos utilizan en su discurso de libre mercado el concepto del “emprendedor”, cosa que a lo sumo fueron sus padres, pero no ellos. Incluso cuando estéticamente muestran a un “self made” como a ellos les gusta decir en inglés este aparece en una exclusiva playa, en un más exclusivo parador, bajando de una camioneta recién sacada de la concesionaria, desplegando sobre la mesa (con vista al mar) un celular de última generación junto a una tablet y una ultrabook. Con toda esa parafernalia (que tiene un piso de costo inalcanzable para el común de los mortales) vende ¡su primer kilo de arándanos a un cliente en Filipinas! Que por supuesto celebra con un café que supera en costo a lo que vendió. Ese es su modelo de emprendedor.
Sin embargo no fue así como sus padres hicieron el dinero del que ellos gozan. Por el contrario, no se sacaban el traje y trajinaban despachos (mayoritariamente de gobiernos dictatoriales) de oficinas del Estado, el mismo que ellos dicen despreciar y a costa del que crecieron. En los casos que mencionaremos a continuación hay que multiplicarlo por cinco veces porque ese es el promedio de lo que tienen escondido en paraísos fiscales. Macri tiene declarado (que solo es la quinta parte en todos los siguientes casos) $ 500 millones, el Ministro de Energía Juan José Aranguren $ 100 millones, el Vicejefe de Gabinete Mario Quintana $ 60 millones, el Secretario de Medios Públicos Hernán Lombardi $ 18 millones y así sucesivamente. En algunos casos como el de la Ministra de Acción Social carolina Stanley es dueña del Banco Galicia y el falso clase mediero Jefe de Gabinete Marcos Peña Braun es uno de los herederos de la cadena de supermercados La Anónima.

Dónde se educan.

Emprendedora_trans Esa pertenencia de clase además ha generado una burbuja discursiva limitada. Se nota en los colegios de clase alta (y cuanto más exclusivos mejor) que en realidad son espacios de contactos sociales. Es llamativo ver cuantos compañeros del Colegio Newman ocupan cargos en el Gobierno Nacional del macrismo. Así como los adultos de las familias ricas van a clubes de golf o viven en barrios privados cerrados como forma de establecer lazos de clase lo mismo ocurre con los hijos (que un día llegan a ser jefes de una Posdemocracia). Por eso no es tan importante la cultura universal que reciben (que generalmente es bastante limitada) sino la formación de espíritu de pertenencia.
No vamos a descubrir acá que la convivencia escolar educa en las experiencias. Por eso son esenciales los campamentos y los viajes al exterior que organizan las mismas instituciones educativas1. Exceptuando a algunos casos muy escasos esos viajes tienen como destino países sajones, de habla inglesa o europeos en general. Pueden pasar un mes de intercambio en Londres, París o Connecticut, pero poco saben de la historia argentina en nuestro caso de estudio o de América Latina en el resto de las Posdemocracias. Solo miran hacia los centros de poder, a donde en su vida de adultos retornan de vacaciones o luna de miel y con el tiempo incluyendo a sus propios hijos. Algunos sectores acomodados han ido más veces a Nueva York que a Mar del Plata y probablemente hayan visitado más veces Disneylandia que la Ciudad de los Niños en las inmediaciones de La Plata en la Provincia de Buenos Aires.
Estas escuelas privadas les inculcan con lo que el Departamento de Estado en Estados Unidos planificó para los jóvenes sudamericanos, tanto para la formación de las élites como para los que tuvieran naturalmente espíritu solidario más allá de su clase de pertenencia que son el voluntariado. Estas Organizaciones No Gubernamentales cumplen muchos roles. Por un lado, ocupan el tiempo de quienes quieren dedicarlos a los otros y por otro forman dirigentes en asociaciones en las que las grandes corporaciones dejan generosos óbolos para eludir el fisco y hacer un disimulado “casting” de líderes.
En Argentina, la organización Techo, que para los pobres hacen unas escuálidas y precarias casas de madera, solo recluta chicos de clase alta. Ellos dedican jornadas a “colocar techos” en las que conviven con pobres de toda pobreza. Esto les permite ver como son los subalternos por un lado y por el otro establecer lazos solidarios de “los de abajo” que no logran ver que esos solidarios jóvenes son parte de la oligarquía que los explota. Muchos de los participantes en estas ONGs tampoco son conscientes de esto. ¿A qué lugar habrían ido sus ganas de participar si las ONGs no existieran? Obviamente a un partido político, club de barrio, sociedad de fomento o parroquia vecinal. Precisamente los espacios que la Posdemocracia quiere destruir para evitar lazos concretos entre ciudadanos.
Cuando Mauricio Macri asumió la Jefatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires instrumentó la destrucción de las cooperadoras de padres en los colegios públicos. En forma inmediata les giraba un dinero semestral que era importante, pero que solo se podía gastar en reparaciones encargadas a la empresa privada de mantenimiento que le tocaba a cada colegio. No se podía contratar a nadie por fuera. Si lo hacían la responsabilidad social era de las autoridades de la institución, que se jugaban su carrera y patrimonio. Si la remesa no se gastaba en su totalidad se reponía semestralmente una cifra inferior. Lo que se logró es que la tarea solidaria de ayudar de las familias se fue desarmando. El dinero aisló. El mecanismo utilizado habla del refinamiento del que gozan.
A los clubes de barrio o centros culturales que intentan sobrevivir los ahogan con tarifazos en los servicios o con inexpugnables inspecciones imposibles de superar. Lo comunitario es una amenaza a los objetivos de la Posdemocracia.

¿Cuál es su Fe?

Infierno Los dirigentes de este nuevo sistema político de los ricos para los ricos no son creyentes de religiones tradicionales. Espíritus individualistas del tipo “tú puedes” y “si no te va bien es porque Vos fallaste”, “sé Vos” y otros ejes del denominado “meritócrata” (alguien que logra las cosas por mérito propio) son parte esencial del neoliberalismo. Dentro de los sistemas de creencias tradicionales solo se encuentra algo de esto en el protestantismo o en el evangelismo norteamericano, muy lejos del espíritu judeo-cristiano-musulmán de lo colectivo. Las tres instancias monoteístas básicas tienen en sus libros sagrados (Talmud, Biblia y Corán respectivamente) la idea de pueblo. En este trabajo dejamos de lado las desviaciones que también han generado (sionismo, Opus Dei y fundamentalismo) pero buscamos rescatar una idea común del hermano, del pueblo, de la piedad y fundamentalmente la suerte del pobre.
Los líderes de la Posdemocracia se aman a ellos mismos. Empezando por sus cuerpos, a los que dedican largas horas de gimnasio o cirugías, pero procurando parecer siempre jóvenes, flacos y en lo posible blancos caucásicos. La cultura del YO-YO quizás sea consecuencia de horas de coaching en jóvenes que se han criado con padres millonarios y al mismo tiempo ausentes.
Si nos detenemos en el Presidente Mauricio Macri vemos un patrón de personalidad que se extiende a casi todo el gabinete. A las cuatro sesiones de terapia semanales (que realiza hasta telefónicamente cuando se ausente -reiteradamente- de Buenos Aires) le agrega una mezcla zen de autoestima. NO es casual que es uno de los millonarios sostenedores de Ravi Shankar, un “líder espiritual” indio que trabaja de calmar los sentidos culposos de las clases pudientes a nivel mundial. Esto, a nivel mundial ha desatado grandes escándalos como el de la “cientología” o iglesia de la cientología que no es más que una poderosa secta de sectores exclusivos2. En más de cien países las corporaciones (y en Argentina la municipalidad porteña) ceden espacios para que sus empleados hagan los ejercicios de Sudarshan Kriya para respirar y vivir mejor. Lo que en realidad busca es recrear la conformidad, evitando la resistencia (entre otras cosas) a la situación de dominado-explotado3.
Es tal el lavado de cabeza que incluso Macri que concurrió a una escuela supuestamente cristiana como el Cardenal Newman no sabe rezar ni el Padrenuestro ni hacer la señal de la cruz en forma correcta al estilo de los católicos romanos. En más de un Tedeum, al que asiste fastidiado porque lo aburre, ha hecho papelones.

A modo de cierre.

Emprendedor_colores Los dirigentes de la Posdemocracia provienen del mundo de la empresa, del lucro, del individualismo competitivo. Para ellos lo comunitario es de fracasados. Cuando hablan o piensan a los subalternos de los que se valen los imaginan con estereotipos tales como “negros” (en claro sentido racial), “inmigrantes” (cuando ellos provienen de familias ajenas a nuestro territorio), “subsidiados” (cuando sus padres han hecho fortunas gracias a la corrupción cómplice que han tenido con gobiernos -generalmente de facto- que dilapidaron dinero del Estado) y “ladrones” (cuando el realidad ellos tienen empresas Offshore para evadir impuestos). Ellos dicen que llegan a la política sin ideología, cuando en realidad son de ultraderecha. Ese creer que no tienen ideología demuestra a las claras la bajísima preparación intelectual de la que disponen.
A eso le agregan una insensibilidad forjada en barrios cerrados, clubes excluyentes y circuitos de pertenencia en los que no se mezclan con los que son como “ellos”. Por eso ven a los pueblos como cosas, como insumos y por eso les piden eficiencia sin importar si son personas que sufren o viven día a día.

NOTA RELACIONADA.”POSDEMOCRACIA – NOTA I – Postulados básicos de la democracia de los poderosos”.

______________________________________________________

CEDIAL TV

Un comentario en “POSDEMOCRACIA – Nota II | Los dirigentes de un gobierno posdemocrático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *