Trabajador_policia

CEDIAL |LA DEMOCRACIA EN PELIGRO (III) Crisis Estructural Generalizada: ¿Los tres poderes garantizan nuestro sistema democrático? Neoliberalismo y fin de las utopías.

Trabajador_policiaPor Mg. Marta Martinángelo

Asistimos a un largo proceso de “cambio” en nuestra sociedad. Este artículo intenta brindar elementos para reflexionar acerca de dichos “cambios” en nuestro país; si bien se debe aclarar que la CEG no se circunscribe a nuestro país y/ o región.
Se necesita situar este breve artículo en un proceso histórico social identitario, en marchas y contramarchas, de puja de intereses para definir si adherimos a la lucha por constituir una patria- en ese sentido nuestra sociedad se organiza para lograr la integración, la igualdad ante la ley y la soberanía- o aceptamos a cambio de pequeños y frágiles beneficios individuales, una organización social gobernada por los intereses de unos pocos, llámense ricos, flujos financieros o…¿mafiosos?
En los siglos XIX al XX las ideologías estaban basadas en dos utopías a saber: liberalismo o socialismo. En ambos casos se adhería a los principios de un orden democrático que variaba en cuanto se entendiera su proceso ya como progreso capitalista o como desarrollo socialista. Ambos sentidos tenían en común la búsqueda de una organización social que asegurara la libertad, la igualdad ante la ley y la equidad. Aun en el liberalismo más puro la justicia, la salud y la educación era responsabilidad del Estado.
Sin embargo la síntesis entre estos opuestos derivó en una nueva categoría: el neoliberalismo. Este fenómeno ha necesitado debilitar los tres poderes que aseguran un estado democrático a saber: PE; PL; PJ. Se debe tener en cuenta que el reaseguro de un sistema democrático es el equilibrio de los tres Poderes, su autonomía e independencia. El poder dividido en tres dificulta el autoritarismo y favorece una organización social equitativa, igualitaria y soberana. Esta estructura ha entrado en una Crisis Estructura Generalizada. La articulación se ha ido devaluando y los significantes como justicia, equidad, soberanía, independencia de estos poderes; ellos se transforman en elementos flotantes a la vez vacíos de su significación original. El caso de Amado G es un ejemplo claro de cómo en nombre de la justicia que se enuncia se diluyen las garantías constitucionales; en nombre de los derechos del trabajador, éstos se ignoran o devalúan e inclusive se intenta sustituir la palabra trabajador por la de colaborador, silenciando la relación patrón- trabajador. Se sustituye de esta forma el significante y el significado.
El neoliberalismo se ha constituido en el proyecto político dominante y para desarrollar su poder él necesita una democracia diluida o sea la palabra democracia pasa a ser un elemento/concepto flotante que pierde su significación de referencia. En paralelo se hace cada vez más evidente la pérdida, debilitamiento/ ausencia de planes sociales y políticos propios y naturales en un sistema democrático.
El neoliberalismo, que en este proceso incrementa la zona “neo” y debilita el significado que encierra el término liberal. Es un proceso que niega la diversidad, la integración en la medida en que éstas afecten su hegemonía. La Crisis Estructural Generalizada exige tiempo para desgastar /diluir el funcionamiento las instituciones democráticas vaciándola del propósito fundante para el que fueron creadas sea el equilibrio del poder que asegure los derechos y deberes de los ciudadanos.
En síntesis: este Proyecto ¿es una etapa avanzada –o final? de la CEG de largo alcance en nuestro país. Enfrentamos el debilitamiento de las Instituciones en tanto garantistas de los fines que aseguren una democracia saludable con libertad, equidad y justicia para todos.
Hoy debemos estar muy atentos a los discursos y/o relatos para identificar los significantes y a qué significados aparecen vinculados. Tenemos que oponer la reflexión a los fuertes síntomas que padecen las instituciones puestas trabajar para asegurar el bienestar de una minoría poderosa y su correlato la segmentación social y el aumento de la pobreza. Sin estos fenómenos el neoliberalismo no sería viable.

______________________________________________________

CEDIAL TV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *