maxresdefault

CEDIAL | LA DEMOCRACIA EN PELIGRO (II) Similitudes peligrosas.

malvganando_2Por el Ing. Oscar Aldo Vennera

A principios de los años 30 del siglo XX y bajo fuertes presiones políticas y económicas derivadas de acontecimientos anteriores no resueltos, el pueblo alemán estuvo sometido a fuertes tensiones sociales que derivaron en la búsqueda de justificativos a su padecer. Entre estos justificativos se encontraba el culpar a una parte de su población de ser la responsable de sus males.
Ante tales circunstancias y con las características de época y lugar, la política interna se dirimió entre diferentes actores con conceptos sociales e ideológicos opuestos.
Como se sabe, el resultado fue el surgimiento de una concepción política que accedió al poder con el respaldo del pueblo y que luego no tuvo escrúpulos para manejar la propaganda y la desinformación.
Con lenguaje simple y penetrante el poder político promovió la división de la sociedad y, a través de la complacencia, la complicidad o la extorsión de varios sectores, se construyó un sentido común que hizo que se aceptara como practica natural la manipulación de las instituciones, perdiéndose así la libertad y garantías que otorgaba el estado de derecho previo a su irrupción.
Recordemos que el dominio así obtenido sobre todos los poderes públicos se manifestó en el hostigamiento generalizado y eliminación de toda persona o entidad que pusiera de manifiesto su actuación, bajo la acusación de ser enemigos de Alemania.
malvganando_1 Nuestra historia también describe situaciones parecidas que se han dado bajo sistemas antidemocráticos.
Ya en estos días, y luego de haber pasado por múltiples circunstancias, muy conflictivas y dolorosas, los argentinos creemos haber aprendido a vivir bajo el respeto de las instituciones cimentadas en un sistema republicano y democrático.
Sin embargo el valor y la vigencia de las instituciones no se mantienes solo con la declamación, es necesario el respeto de ellas por parte de las autoridades y de los ciudadanos.
Basado en ello, debemos tener en cuente que son las autoridades quienes tienen mayor responsabilidad en este sentido, dado que su ejemplo orienta a la sociedad.
Tengamos la habilidad de aprender de lo ocurrido en el pasado y de respetar y exigir el respeto sobre nuestras obligaciones y derechos, observando el comportamiento de nuestros representantes políticos y sociales, asumiendo nuestras responsabilidades en sus designaciones.
Seamos conscientes que está en nuestro comportamiento como ciudadanos el futuro de la República.

______________________________________________________

CEDIAL TV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *